Con JRE-Inside+ podrá disfrutar de muchas ventajas, como entrevistas exclusivas, eventos y mucho más. Leer más

Nuestra selección

Restaurantes

La cocina serbia incluye innumerables variedades de sabores y aromas, que combinan lo mejor que puede ofrecer la región de los Balcanes. Encontrará una mezcla única de influencias de Oriente Medio y Europa, que dan como resultado una cocina abundante con un intrincado equilibrio de ricas carnes, verduras, panes, quesos y deliciosa repostería. 

A lo largo de los años, los agricultores, viticultores y restauradores austriacos han perfeccionado hábilmente su arte culinario. Combinando las tradiciones culinarias del Imperio Austrohúngaro con técnicas innovadoras, la cocina austriaca actual muestra una hermosa mezcla de pasado y presente.

Bienvenido al país con uno de los mayores números de restaurantes con 3 estrellas Michelin del mundo. Formada por su historia federal, la cocina alemana no sólo comparte tradiciones culinarias con Polonia y la República Checa: en las regiones más meridionales, como Suabia y Baviera, también muestra similitudes con la cocina austriaca y suiza.

La cocina gourmet belga, que tradicionalmente celebra los ingredientes de temporada, muestra lo mejor de la tierra del país. Con una gran delicadeza de tipo francés, estos restaurantes de primera categoría en Bélgica le ofrecen la oportunidad de embarcarse en un viaje de descubrimiento culinario. Prepárese para un auténtico placer gastronómico.

Croacia es un lugar apasionante para los gourmets y conocedores de la comida. Cada región del país tiene su propia identidad culinaria. La cocina de la península está marcada por influencias húngaras, vienesas y turcas, mientras que la de la región costera se inspira en las cocinas mediterráneas, incluidas la italiana y la francesa.

Tanto en su geografía como en su cocina, Eslovenia es un lugar de sorprendentes contrastes. En la región fronteriza con Italia, se puede disfrutar de una deliciosa y ligera dieta mediterránea a base de jamón york y aceite de oliva. Sin embargo, es más común que los habitantes del extremo norte y del este se den un festín de alimentos más pesados, con muchos cereales, patatas, carne de cerdo y aceite de calabaza.

Cuando uno piensa en España, además del espléndido sol y la cálida hospitalidad, también piensa en fiestas y siestas, y sobre todo en la deliciosa comida mediterránea. Desde las tapas hasta los churros, la excelente cocina española tiene una calidad increíble y una diversidad infinita para elegir, y es posiblemente la mejor del mundo. España está dotada de un claro sentido de la cultura y la gastronomía, lo que convierte a este país en un absoluto placer para visitar. 

Francia no sólo alberga algunos de los paisajes más impresionantes del mundo: también es famosa por su exquisita y refinada cocina. Desde la alta cocina meticulosamente preparada hasta los quesos perfectamente curados, los vinos tintos raros y los champanes espectaculares: estos restaurantes franceses galardonados y los mejores chefs ofrecen platos armoniosos y deliciosos, con una pizca de je ne sais quoi.

Junto con el clima social y político de Irlanda, la cocina del país también ha cambiado, evolucionado y se ha transformado. La cocina tradicional irlandesa está fuertemente marcada por sus cultivos y animales de granja, así como por la patata, que se introdujo en la segunda mitad del siglo XVI y se convirtió rápidamente en un ingrediente popular por su versatilidad.

Desde los rigatoni y el risotto hasta el tiramisú, que está para chuparse los dedos: la cocina italiana no tiene parangón. Contrariamente a la creencia popular, la cocina italiana es extremadamente diversa. El norte y el sur de Italia tienen cada uno su propio carácter culinario y ofrecen diferentes variaciones de los mismos platos.

No es ningún secreto que Holanda es famosa por su gran variedad de quesos celestiales. Pero por lo que también es conocido este pequeño país es por su extensa industria pesquera. Los pescadores de la costa del Mar del Norte siguen abasteciendo a los restaurantes de todo el país con el mejor marisco fresco de alta calidad. El arenque holandés crudo es una delicia culinaria durante el comienzo del verano, y una prueba obligada si se aventura por aquí por primera vez.

La cocina inglesa, aunque distinta por derecho propio, comparte muchas características con las cocinas internacionales. Durante la época del Imperio Británico, y tras la inmigración de la posguerra, se importaron muchos ingredientes y recetas de Norteamérica, China e India. Además, la cocina francesa influyó en las recetas inglesas durante la época victoriana.

La cocina de Rumanía ha evolucionado mucho como resultado de su contacto con varias tradiciones diferentes. Por ello, puede encontrar una gran variedad de platos, todos ellos con su propio sabor. Además de la cocina otomana, otros estilos culinarios vecinos, como el alemán, el búlgaro, el serbio y el húngaro, también han ejercido una gran influencia.

No es de extrañar que Suiza sea un destino turístico tan popular y que siga atrayendo a muchos visitantes a sus hermosos alrededores cada año. Sus impresionantes lagos, las pintorescas montañas del Jura y la variedad de los Alpes son rasgos distintivos del paisaje suizo. Además, la comida aquí también debería entusiasmarle.

Descubra las mejores joyas gastronómicas del país del sur. Basándose en tradiciones culinarias de todo el mundo, como la cocina británica, europea, asiática y de Oriente Medio, estos restaurantes australianos presentan una cocina muy variada y moderna que consigue sorprender, una y otra vez.